01.02.2018

A La Gente De Karşıyaka Le Ha Gustado Mucho El Intercambio de Libros

El Municipio de Karşıyaka que ha puesto stands de 'Llevátelo, Leélo, Tráelo' teniendo el objetivo de que más personas en Karşıyaka lean libros con menos coste, ha hecho miles de personas obtener el hábito de lectura. El número de libros ofecidos en 9 stands donde los ciudadanos pueden regocer libros gratuitamente, intercambiarlos y donarlos ha alcanzado al 7 mil.  

El Proyecto Ha Crecido Con Rápidez

Los stands de libros prestados puestos con el fin de alentar a los ciudadanos a leer y hacer las obras literarias llegar a más personas, ha sido el medio para que miles de personas hayan obtenido el hábito de lectura.  Mientras el número de los libros en los stands que dan servicios en 9 puntos distintos del distrito ha alcanzado al 7 mil, el número de los ciudadanos quienes han aprovechado el proyecto ha superado diez mil. Se encunetran alrededor de 800 libros en cada de los stands encuentros en el Museo de Chalé Latife Hanım, en el Parque de Bellas Artes en Bostanlı, delante de los centros de barrios de Yalı y Cumhuriyet con al lado de las oficinas de jefes barrios de Goncalar, Alaybey, Atakent, Mustafa Kemal y Demirköprü.

 Cientos Libros En Cada Tipo

Los ciudadanos quienes van a los stands donde se encuentran obras de cada tipo como novelas, poemas, ensayos, libros actuales y clásicos, pueden recoger sin pagar los libros que quieran dejando sus números de teléfono y sus direcciones. Después de leer, pueden entregarlo en su lugar y cambiarlo con otro libro.  Le gente de Karşıyaka quien desea, pueden donar sus propios libros a los stands. Gracias al proyecto no sólo más personas leen, sino también el espíritu de solidaridad del pueblo se reaviva.

“Hemos Conseguido Nuestro Objetivo”

El Alcalde de Karşıyaka Hüseyin Mutlu Akpınar dijo: “Con este proyecto; hemos tenido el objetivo de favorecer leer libros, contribuir al aumento del hábito de lectura, que nuestros ciudadanos con poca oportunidad financiera alcancen a los libros que quieran sin pagar. Al final de 3 años, vemos que nuestros esfuerzos tienen el mayor senrtido. Nos pone muy felices que no tengamos problemas en la práctica y la sensibilidad de nuestros ciudadanos quienes enriquezan nuestras estanterías con sus donaciones. Les doy las gracias a todos quienes exponen la solidaridad más bonita compartiendo sus libros”.